Los niños que aman a los dinosaurios son más inteligentes (según estudio)

Los niños que aman a los dinosaurios son más inteligentes (según estudio).

¿Puedes distinguir a un apatosaurio de un protoceratops? Quizá no… Pero hay niños que podrían hacerlo sin problema alguno. Y no hay algo que les apasione más que contar historias interesantes sobre los dinosaurios.

Si tu hijo es un apasionado de los dinosaurios, déjame decirte que probablemente sea “más inteligente” que el promedio de los niños de su edad que no comparten la misma pasión.

Estudios realizados por las universidades estadounidenses de Indiana y Wisconsin han demostrado que los niños que aman los dinosaurios son más inteligentes que el resto. Así que no te sorprendas si tu pequeñ@ está obsesionado con estos increíbles animales y se la pasa hablando todo el día sobre ellos.

Según estos expertos, sólo un tercio de los niños del mundo de entre 2 a 6 años desarrollan el gusto por los dinosaurios. En algunos casos este interés sólo permanece en la infancia, sin embargo hay niños que sí lo fomentan toda su vida (Levanta la mano si es tu caso).

Algunos pequeños se interesan tanto por el tema que pueden llegar a dominar más de 25 nombres de especies de dinosaurios, era en la que vivieron, cuándo murieron, y cualquier dato referente a estos reptiles que poblaron nuestro planeta hace millones de años. Este increíble conocimiento está basado en un fenómeno que los expertos llamaron «intereses intensos». Que en otras palabras significa tener una fuerte motivación por determinado tema. 

Descubre por qué los niños que aman a los dinosaurios son más inteligentes. 

Los ‘intereses intensos’, que nacen por el gusto y amor hacía los dinosaurios, hacen que los niños desarrollen ciertas habilidades como:

  1. Desarrollo crítico: una habilidad sumamente benéfica para el desarrollo de la inteligencia de los niños.
  2. Desarrollo del área lingüística.
  3. Desarrollo de estrategias para enfrentar diversas situaciones durante su crecimiento.
  4. Desarrollo de habilidades cognitivas que les permiten procesar información más rápido.
  5. Ayuda a mejorar las capacidades de atención.
  6. Generan habilidades de pensamiento complejo, como procesar información. 

Pero, ¿por qué el amor u obsesión por los dinosaurios hace a los niños más inteligentes? 

En el estudio realizado por las universidades de Indiana y Wisconsin se descubrió que la obsesión de los niños hacía estos reptiles aumenta su interés, y gracias a ello se apropian del tema, se hacen preguntas y se divierten mientras experimentan y buscan respuestas por sí solos. 

Esto les ayudará a desarrollar mayores conocimientos, retención de información, procesamiento y capacidad de profundizar. Es básicamente un proceso de aprendizaje.

Los expertos sugieren que si tu pequeño tiene interés hacia  los dinosaurios, lo mejor que puedes hacer es fomentar su conocimiento sobre estos temas. Puedes conseguir libros, películas, juguetes, o acudir a museos (por el momento virtuales) de temáticas sobre dinosaurios.

Recuerda que como papás podemos ayudar a nuestros hijos a que se interesen más en “eso” que tanto les gusta. Quizá es algo que amará tanto que se dedicarán por siempre a ello.

Tú qué opinas? ¿eres o tienes en casa a algún amante de los dinosaurios?

Ya nos sigues en nuestras redes?

Nuestras categorías destacadas

Más del blog Didactijuegos

Descubre por