Sin categoría

Inteligencia emocional; 5 consejos para ayudar a nuestros hijos a conocer sus emociones.

inteligencia emocional -

Como padres, buscamos que nuestros hijos tengan una vida feliz y sin complicaciones. Por ello es necesario que los niños aprendan a conocer y manejar sus emociones. La inteligencia emocional les brinda las herramientas necesarias para que puedan afrontar situaciones difíciles.

Si quieres que tu hijo aprenda a gestionar sus emociones sigue leyendo este artículo. 

La inteligencia emocional es la habilidad que permite reconocer tus propias emociones para guiar tus pensamientos y acciones sin dejar que te dominen. De esta manera las personas pueden controlar sus estados de ánimo.

Es importante saber cómo ayudar a nuestros hijos a entender sus emociones para que puedan canalizarlas. Por ello, hoy te daremos 5 consejos que puedes considerar.

“La inteligencia emocional es la capacidad de identificar, utilizar, comprender y gestionar las emociones propias, las de los demás e incluso, las que sugieren ambientes, situaciones, creaciones, etc.”

Poseer inteligencia emocional mejora el bienestar social y personal, además de que facilita la resolución de problemas cotidianos de la vida.

  1. Enséñale a tu pequeño a reconocer las emociones y que aprenda de ellas:

Es fundamental que los niños reconozcan y entiendan sus emociones. Si no lo hacen, no sabrán cómo se sienten ni mucho menos sabrán cómo deben actuar.

Puedes hacer el siguiente ejercicio con tu pequeño para enseñarle a identificar emociones básicas:

Actividad: Descubriendo emociones (Para niños a partir de 3 años)

Materiales:

  • Tarjetas que representen las emociones primarias y secundarias. Puedes imprimir caras de personas, animales o caricaturas que representen, enojo, felicidad, tristeza, ira, sorpresa, amor, vergüenza.
  • Lápices de colores y hojas blancas con contornos de rostros. 

Instrucciones:

  • Siéntate con tu pequeño en un lugar tranquilo y cómodo. 
  • Pídele que ponga mucha atención y muéstrales las fichas que representan las distintas emociones.
  • Ayúdale a que reconozca cada una de las emociones en las fichas mostradas.
  • Por último, dale  lápices de colores  y hojas con contornos de rostros para que dibujen una emoción en particular.

No olvides que cada emoción, ya sea buena o “difícil”, aporta algo a la vida de cada persona. Deja experimentar a tu hijo todas las emociones, y después hablen acerca de cómo se sintió al estar triste, enojado o feliz y pregúntale qué aprendió de esa emoción.

2. Escucha a tus hijos y fomenta la comunicación:

Desarrolla el hábito de la comunicación con tu hijo. Escucha sus opiniones, sus sentimientos y no dejes de preguntarle cómo se siente o cómo le fue en el colegio. Esto le ayudará a reconocer sus emociones. Además de que lograrás generar un lazo de confianza con ellos.

3. Permite a tu hijo sentir todas las emociones, ya sean positivas o “negativas”: 

Como padres buscamos lo mejor para nuestros hijos y muchas veces no les permitimos que estén enojados, irritados, tristes… Sin embargo, la mejor manera de enseñarles a nuestros hijos sobre inteligencia emocional, es dejándolos sentir y experimentar sus emociones. 

Deja que las emociones (incluso las que parecen negativas) pasen por tu pequeño. Dale la oportunidad de que te explique qué y cómo se sintió.

4. Sé el adulto que tú necesitabas cuando eras niño:  

Cuando no sepas cómo reaccionar con tu hijo recuerda en qué tipo de persona pensabas cuando eras pequeñ@ y tenías problemas. Así podrás darte una idea de lo que tu hijo está necesitando, sin enfocarte sólo en ti.

5. Estimula la percepción de los pequeños: 

La percepción visual es indispensable para el procesamiento cognitivo, y es aquí donde entran las emociones. Esta habilidad nos permite procesar información a través de imágenes para después transformarla en una respuesta motora.

Estimula la percepción visual de tu pequeño con actividades que mejoren su habilidad visual.

La habilidad visual se desarrolla de forma natural, sin embargo, algunos niños tardan más tiempo en desarrollarla por lo que a veces es necesario brindarles un poco de ayuda. 

Actividades para estimular la percepción:

  1. Actividades de trazos.
  2. Juegos de rompecabezas. 
  3. Búsqueda de palabras.
  4. Juegos de cartas (memorama).
  5. Juegos de construcción.
  6. Dominó.
  7. Juegos de letras.

A través de actividades sencillas como estas podemos ayudar a nuestros hijos a gestionar sus emociones. Recuerda, cada niño es diferente y por lo tanto no expresan sus emociones de la misma forma. Identifica qué es lo ideal para tu pequeño. Si tienes alguna duda contacta con algún especialista.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *